La Columna de Opinión *

Por Padre Francisco Salvador

Artículos Anteriores

   

 

Festival de Marzo

 Ha pasado el verano, los días comienzan a ser más y más cortos, y nosotros volvemos a la rutina habitual. Por una semana en febrero, vivimos un tanto embobados por el Festival de Viña del Mar, suerte de “Carnaval Criollo” donde toda la locura contenida se desata no en un baile colectivo como ocurre en el país carioca, sino con una turba de ridiculeces que pasan a ser el centro de nuestras vidas por un tiempo: que como se vistió el animador, que como lo hizo tal cantante, que quien fue la reina, etc. etc. etc.

 

Me pregunto entonces: Donde quedan los valores familiares, la honra, el cariño, todo lo que creemos y enseñamos como bueno, nos volcamos en una especia anti-catarsis colectiva y vemos la televisión por horas, viviendo vidas ajenas y dejamos de vivir nuestra propia existencia, que nos esta pasando, despertemos de una vez, y démonos cuenta de nuestra realidad, de la maravilla de vivir y compartir.

 

Pero por Dios que nos cuesta ese despertar, es sumamente difícil realizar esa desconexión del día a día, y asumir nuestra realidad y comenzar a cambiar lo que no nos gusta de nosotros, pero es justamente esta época del año el mejor tiempo para hacerlo, es marzo donde tu puedes hacer tu propio festival, ser el artista y creador de tu vida, el compositor de tus sueños, el artífice de tu destino, no esperar a que siga pasando un año más y pensar que “las cosas” van a cambiar, tu las puedes cambiar, tu puedes ser mejor.

 

Por todo lo anterior es que estamos invitados justamente ahora a vivir la Metanoia (palabra griega que significa conversión, movimiento interior) ahora y en cualquier momento, transfórmate, reinvéntate, cree en ti y veras como ese Cristo que vive en ti como dice San Pablo, comienza a expresar las maravillas que tienes en tu corazón, y a purificar las tribulaciones y banalidades que te aquejan.

Levántate ahora y a lo menos dale una oportunidad a tu vida.

Que Dios te bendiga.

Amén.

Espero que lo anterior sirva para que mejores tu vida, y seas más feliz junto a los tuyos.

*Aclaración: La Iglesia desde sus primeros tiempos ha tenido una opinión sobre lo que ocurre en su entorno, no siendo contraria al mundo ni negándolo sino tratando de cristianizarlo, no por la fuerza, mas por el amor.  La voz oficial es expresada a través de los concilios, y santos sínodos.  Pero muchas veces hay también opiniones de sacerdotes o laicos que ayudan o dan una orientación sobre ciertos temas, por ello la intención de esta columna de opinión no es ser "LA OPINIÓN OFICIAL" de la Iglesia sino que mis artículos mensuales puedan ayudar a debatir temáticas actuales, compartir pensamientos, y crecer juntos en la Fe.