La Astrología y Nuestra Fe

 

           

Uno de los sucesos más característicos que tiene lugar hoy en día en nuestro país es el resurgimiento de todo tipo de visiones y planteamientos a la vida que habían sido en un tiempo rechazadas como “Tonterías poco Científicas” Todos nosotros hemos notado un gran auge de crecimiento en la astrología y varias formas de ciencias ocultas, como el satanismo, la brujería, el espiritismo, etc.

 

Presuposiciones Cristianas

 

Como Cristianos Ortodoxos podemos responder a éste tipo de desarrollo en una de éstas tres formas, al menos: Nosotros lo podemos ver como un signo positivo de que la gente está buscando una realidad que va más allá de lo meramente físico; o lo podemos ver como un fenómeno indiferente de poco o nulo interés o consideración a nosotros; o podemos ver éste desarrollo como una amenaza a la Fe Ortodoxa, una negación delo tipo de vida Cristiano, y una forma destructiva de creencia, pensamiento y actitud.

En orden para llegar a una de éstas conclusiones es necesario preguntarnos a nosotros mismos qué enseña la Fe Ortodoxa sobre la naturaleza de Dios y del hombre, luego ver como encaja con las visiones que componen la astrología y movimientos de ciencias ocultas. Si tu piensas en tu Fe Ortodoxa por un momento, tu notarás que como Cristianos Ortodoxos sostenemos que Dios es creador y soberano del Universo y todo lo que hay en él. El familiar icono del “Pantokrator” encontrado en los domos de nuestras Iglesias Ortodoxas es un recordatorio y expresión de esa gran verdad de nuestra Fe. Es una creencia Cristiana Ortodoxa que “nuestro es el mundo de nuestro Padre” y que nuestra confianza y esperanza y dependencia están esencialmente sobre Él solamente. Nuestra visión Cristiana Ortodoxa del hombre nota que las personas son al mismo tiempo pecadores y débiles, pero al mismo tiempo potencialmente imagen de Dios y Su semejanza. La diferencia depende sobre nuestra relación con Dios. Y eso depende sobre nuestro deseo de elegir a Dios o Negarlo. Los Cristianos Ortodoxos sostienen la creencia de4 que el hombre el libre de hacer su elección.

Ahora, si vemos a éstas dos creencias (que Dios es amo del mundo, y que nosotros somos, sin embargo, libres de Elegirlo o Negarlo) entonces nosotros veremos muy fácilmente cual debiera ser nuestra actitud cuando comparamos esta creencia Cristiana con las Ciencias Ocultas y la Astrología.

 

Astrología

 

La Astrología es un intento de describir el futuro de un individuo, basado en la posición de ciertas estrellas relativas al periodo del año cuando esa persona nació. Los Astrólogos hacen cálculos en éstas bases y predicen qué eventos, acontecimientos y oportunidades pueden ocurrir en la vida de esa persona. La gente puede leer una predicción astrológica por el precio de un periódico, tener cartas preparadas por un astrólogo por substancialmente más dinero, y ahora, incluso tener una lectura astrológica preparada por computador.

En la base de éste proceso de predicciones astrológicas hay dos presuposiciones muy  interesantes. La primera es que la posición de las estrellas al nacer controla el destino de cada persona nacida en la tierra. La relación de esos cuerpos físicos determina que tipo de personalidad tengo, qué me pasará, como será vivida mi vida.

La otra presuposición es que hombres y mujeres están sujetos a éste accidente del nacimiento por todas sus vidas; una persona no puede escapar de las determinantes influencias que surgen del hecho que él o ella sea un Aries o un Sagitario. En la perspectiva de la astrología, nosotros no somos realmente libres de elegir y desarrollar nuestro propio destino. ¡Por siempre estamos sujetos a las ciegas y mecánicas influencias que surgen de la locación física de las estrellas al momento de nuestro nacimiento!

 

Una conclusión sobre la Astrología

 

No es difícil determinar cual será la visión de un Cristiano Ortodoxo sobre la Astrología. En efecto, la astrología niega el amoroso y gracioso Señorío de Dios. Reemplaza a Dios con una visión mecánica de la determinación del futuro por las estrellas. En lugar de la gloriosa libertad del hombre presentada a nosotros en la Fe Cristiana, describe a una humanidad atormentada por las estrellas, abandonada a la inexorable influencia de las estrellas en su vida, mientras se retuerce y lucha para escapar de lo inevitable.

La astrología niega la libertad de nuestro amante y gracioso Padre Celestial, y la gloria así también como la responsabilidad de nuestra libertad. Aunque la astrología pretende apuntar a lo que es presentado como una fuerza más allá del mero materialismo, no hace eso. Es una negación de las verdades fundamentales de la Fe Cristiana.

Como tal no podemos permanecer indiferentes a ello, tampoco debieran los Cristianos compartir en esto o fomentar a otros a compartir en esto. ¡Los horóscopos en periódicos debieran ser ignorados como negaciones del amor de Dios y la libertad moral y espiritual del hombre! Los Cristianos deberían persuadir a otros Cristianos a no tener nada que ver con la astrología. De las tres opciones mencionadas anteriormente, la astrología es definitivamente una negación del tipo de vida Cristiano. ¡Algo que debe ser rechazado como anticristiano!

 

 

 

“Contemporary Moral Issues Facing the Orthodox Christian” Stanley S. Harakas, Light & Life Poblishing Co. Pags. 24-26.