Los Santos Akepsimas, José y Aithala.

3 de Noviembre

El santo Akepsimas era obispo, José era sacerdote, Aithala diácono y los tres atestiguaron la fe en Cristo y fueron martirizados en la época del rey de Persia Sapor II. Akepsimas dejo sus últimos suspiros al ser golpeado fuertemente. José después de martirizarlo sufrió la muerte. Aithala fue azotado y colgado cabeza abajo, hasta que también él entrego su espíritu en el año 330.
La sangre y los sacrificios de los Santos nos recuerda las palabras del Apocalipsis 16:6: “ellos derramaron la sangre de santos y de profetas, y tú les has dado a beber sangre, como se lo merecen." Que Santos Mártires intercedan ante él Señor el protector y creador de todo. Amén