COMUNICADO DEL SANTO CONCILIO DE LA

IGLESIA ORTODOXA GRIEGA

 AL PUEBLO SANTO  DE  DIOS

 

 

LA VERDAD SOBRE LA NOVELA “CÓDIGO DA VINCI”

 

“He aquí, éste (Jesús)  está puesto para la caída y para el levantamiento de muchos… y para señal que será contradicha” (Lucas 2:34-35)

 

No fue por supuesto, voluntad de nuestra Iglesia  ocuparse en  estos días en  que todos gozamos el triunfo de la gloriosa Resurrección de nuestro Señor, el milagro mas grande de la Historia, de  refutar  una vez mas,  como lo ha hecho  en múltiples ocasiones  en  los 2000 años, aspectos y  perspectivas  legendarias  imaginarias, sin ninguna  base  histórica que alcanzaban  el rechazo científico y la desaprobación teológica cada vez que se presentaban.

Sin embargo nos obliga  y es nuestro deber  informar al pueblo de Dios,  diciéndoles  la verdad con amor, sobre el tema que ha resultado y al que  nos enfrentamos con la proyección  que se aproxima,  de  la película relacionada con el contenido del libro del Dan Brown  “el Código Da Vinci”  

Lo que el autor Dan Brown  sin ningún testimonio histórico y con insultante mensaje  trata de “decirle” al público  es que:

·        Que nuestro Señor Jesucristo y la Santa Maria Magdalena  se casaron  y que tuvieron hijos.

·         Que Jesús no era Dios, y que  tampoco  fue adorado como Dios por los primeros cristianos.

·        Que existía al lado de Dios la adoración de una diosa femenina que en la novela es representada por la Santa Maria Magdalena.

·        Que esta “verdad” fue expulsada de los Evangelios luego del San Constantino, en cooperación de los hombres sacerdotes y con las leyes del gobierno se impuso Jesucristo como Dios.

·         Y que existían muchos documentos de textura y raíces  gnósticas que atestiguan esta supuesta “verdad”.

 

A favor de la verdad y de los fieles a quienes su conciencia religiosa es ofendida e insultada  y  a quienes se les ataca  sin ningún fundamento histórico, de la trama novelesca del libro tenemos la obligación de aclarar  lo siguiente:

 

·        De lado histórico y cristiano el contenido de este libro es totalmente falso.

·        Jesús nunca se caso.

·        Nuestro Señor Jesucristo como Dios perfecto y Hombre perfecto y sin pecado no tenía las tendencias carnales y las paciones expuestas a la malevolencia y calumnia.

·        Jesucristo se reconocía y se adoraba como Dios desde el principio en la primera Iglesia, hecho  que se certifica  tanto en los mismos Evangelios, las Epístolas de San Pablo  (alrededor del año 55 d.C.)  y en  los Hechos de los Apóstoles (alrededor del año 75 d.C.). También en  los monogramas-símbolos que se han encontrado en las catacumbas relacionadas con Jesús y en los muchos documentos romanos y primero cristinos del primer y segundo siglo. Por ejemplo el Apóstol Pedro confiesa “Tu eres el Cristo, el Mesías, el Hijo del Dios viviente” (Mateo 16:16), Tomas exclama. “Tu eres mi Señor y mi Dios” (Juan 20:28).

·        Aun Dios en su naturaleza no tiene sexo, ni es varón, ni mujer,  sino Dios es Espíritu, por tanto no podemos hablar de la eterna hembra o de la diosa femenina porque semejantes percepciones son a manera de hombres que surgen de la prehistórica y pagana antigüedad y del  novelesco mitómano humor del fabulista escritor.

·        Las verdades que contienen y enseñan los Evangelios no son invento del Santo Constantino, quien, además,  paralelamente de su favor hacia el Cristianismo es probado con documentos que no lucho contra  la religión pagana. En la época de San Constantino la Iglesia había formado casi toda su enseñanza dogmática sobre el Dios Trino, la Persona y la Divina e Humana Naturaleza del Señor Jesús  entre otras. Millones de personas eran Cristianos o habían muerto torturados en los anfiteatros romanos y en toda la tierra porque adoraban y habían creído que Jesucristo es el Dios.

 

El escritor como descubrió la periodista Mari Hecheguan ha recogido su información de una organización extremista con planes megalómanas, que el año 1956 se registro como sociedad cívica con el nombre “Abadía de SiónLa falsificación del origen y de sus fuentes de esta sociedad se revelo en un tribunal de justicia en Francia el año 1990   Esta sociedad fabrico y propulso una serie de documentos que “demuestran” el supuesto matrimonio de Jesucristo con la Santa Maria Magdalena. Está comprobado  que ellos  utilizaron     elementos de las enseñanzas de los gnósticos, de los cruzados, de los naitas y katharos o puros y otras sectas e  herejías.

El Escritor niega y rechaza los libros de Nuevo Testamento y afirma que se apoya en los manuscritos del Mar Muerto y en los evangelios gnósticos. Sin embargo los manuscritos del Mar Muerto no contienen nada cristiano, solo partes de los textos del Antiguo Testamento sin hacer ninguna  mención de Jesús ni  sobre el Sagrado Cáliz(Crial). Los conocidos evangelios gnósticos (de Tomas, Felipe, de Maria, de los Egipcios y de la Verdad) utilizan los nombres de los  discípulos de Jesús para añadir prestigio en sus escritos y la mayoría de ellos, sin estar  seguros de su  contenido original.  Y la mayoría de los estudiosos investigadores confirman que son del siglo 4o en adelante. Y no tenemos de estos “evangelios” todavía multitud de códigos y por ello no podemos certificar su integridad,   por el contrario si existen y tienen vigencia un numero de mas de 25.000 códigos que contienen el contenido del Antiguo y Nuevo Testamento.

Estos evangelios gnósticos son textos derivados y no originales de las Escrituras, estos falsifican y alteran el Nuevo Testamento,  que su credibilidad se demuestra científicamente…que “es el libro mas  digno de  confianza en todo el mundo” ( Greenlee J.H., Introduction to the New Testament Textual- Criticism, Grand Rapids 1964, p. 16)

 

Al final la salvación en el Cristianismo y especialmente para la Iglesia Ortodoxa no se logra por medio de una aristocrática biológica o de relación emparentada con  Jesucristo o de sus supuestos  descendientes genealógicos ( en esencia todo esto se trata de un esfuerzo racista  de círculos ocultos  de Europa de imponer una supuesta religiosa aristocracia de sangre, directamente de Cristo) sino por la Gracia,  con la comunión y participación en las  increadas energías o acciones y actos  de Dios, con las cuales visita  el Espíritu Santo a los fieles, cuando ellos viven con arrepentimiento, humildad y amor.

Concluyendo podemos decir que con la novela “el código Da Vinciel escritor esta tratando de golpear la salvadora Fe de la Iglesia que Jesús es Dios perfecto y Hombre perfecto. Él ataca  la naturaleza humana de Cristo, porque lo considera hombre imperfecto con debilidades. Aun ataca la Iglesia y la acusa y directamente la insulta que hasta ahora se fundamenta en el engaño, fraude, mentira y en seducir a sus miembros.

Nuestra Iglesia quiso con esta breve, responsable, minuciosa y  detallada  información  poner al día a su fieles, teniendo paralelamente confianza en la  profunda y firme fe de su pueblo, de sus destacados intereses y sobre todo de su correcto juicio.   Es por ello que no va a recomendar a ninguno que vaya o no a ver  esta película,  de leer o no la mencionada novela… Por el contrario la Iglesia esta segura  que los que vayan  a verla actuando de su propia voluntad,  podrán comprobar que ella esta sin ningún fundamento histórico  invención y ficción  y rechazaran el  ridículo contenido,

! Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina! Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria.” (Apocalipsis 19: 6-7)

 (Resumido y traducido del texto original por: Rev. Fotios Bithas,  revisado y corregido por: Nicolás Tzorzatos)