La Columna de Opinión *

Por Padre Francisco Salvador

Artículos Anteriores

   

 

Derechos Humanos

Cuando escucho hoy hablar de derechos humanos tiendo a recordar mis años en el colegio en los cuales el sexo, y los DD.HH. (entre otros) eran temas "tabú", de los cuales era casi imposible hablar o se consideraba de mal gusto, o algo inexistente, pero sin embargo siempre se levantaban voces para proclamar que algo estaba pasando, que algo no estaba bien entre nosotros. Hoy se hace fácil juzgar y salir en televisión rasgándose las vestiduras frente a las violaciones a los derechos humanos, buscando culpables, más mi interés con estas líneas es simplemente buscar la consecuencia en los seres humanos, que nuestro decir sea "amigo" de nuestro actuar, que si hemos cometido algún error aprendamos a decir lo siento y a reparar el daño cometido en alguna forma.

En mis palabras no hay un interés "político" sino que simplemente el de buscar la imagen de Dios que es algo inherente a cada ser humano, y entender que así y solo así no estaremos violando los derechos humanos, ya que acaso no es un derecho humano un sueldo digno por el trabajo, un trato justo al prójimo, no seamos hipócritas y exigiendo derechos humanos por un lado, no veamos el maltrato diario a nuestros empleados, la violencia en nuestras familias, los sueldos humillantes que no permiten comprar medicamentos a los mas desposeídos, el que con tal que una construcción salga mas barata olvidarme que los obreros son personas, y merecen ser tratados así, en fin lo que busco es que reflexionemos con lo que ha pasado para que seamos cada día mas "humanos".

    Espero que lo anterior sirva para que mejores tu vida, y seas más feliz junto a los tuyos.

*Aclaración: La Iglesia desde sus primeros tiempos ha tenido una opinión sobre lo que ocurre en su entorno, no siendo contraria al mundo ni negándolo sino tratando de cristianizarlo, no por la fuerza, mas por el amor.  La voz oficial es expresada a través de los concilios, y santos sínodos.  Pero muchas veces hay también opiniones de sacerdotes o laicos que ayudan o dan una orientación sobre ciertos temas, por ello la intención de esta columna de opinión no es ser "LA OPINIÓN OFICIAL" de la Iglesia sino que mis artículos mensuales puedan ayudar a debatir temáticas actuales, compartir pensamientos, y crecer juntos en la Fe.