Buscar
  • Francisco Salvador Yarad

Oración en Desconcentración

Han sentido a veces que, por más que intenten, no pueden concentrarte en su oración, que por más fuerza mental uno ejerce, menor es la concentración.


Bueno a mí también me pasa, y muy seguido, tengo déficit atencional, además tengo 19 años, por lo tanto, los factores que aportan a mi descentración son muchos.

Sin embargo, he hecho algunas cosas las cuales me han ayudado bastante a poder concentrarme durante la oración.


De igual manera esto lo cuento solo como experiencia personal, no son consejos, ni pasos a seguir, ni nada por el estilo, eso se debe consultar con un padre espiritual, pero si algo resuena contigo eso es algo bueno, y prefiero compartirlo.


Antes que nada se deberían hacer lecturas de Santos Padres sobre la oración antes que esto, ya que yo realmente no sé nada, por lo tanto esto es solo un relato de cosas que a mí me han funcionado al momento de hacer oración, por lo tanto tómalo solo como eso y nada más. Ya habiendo asumido esto, prosigamos a las cosas que me han ayudado


- SER HONESTO CON CRISTO


Si hay algo que para mí es importante durante la oración, es ser honesto primeramente con Cristo y uno mismo, esto aporta a nuestra humildad, pero también a externalizar nuestros problemas, exponer a esos malos pensamientos que giran en nuestras mentes, realmente me ha ayudado a suprimirlos, no completamente, pero en gran parte si aporta mucho.


Además ayuda muchísimo en el conocerse a uno mismo, tener esa honestidad te lleva a ver tus propias faltas y errores "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad." (1 juan 1:9).


Se honesto con lo que molesta, y el señor llevará ese peso por ti. A veces cuando realmente me agobia la desconcentración, digo algo como por ejemplo:


"Padre, reconozco que mi mente no logra concentrarse en tus divinas Palabras, reconozco mi falta de atención y mi pecado.

Pero con todo mi ser, te ruego, Padre, que veas lo que hay en mi corazón más que lo que hay en mi mente, que tomes mi intención de adorarte cómo un culto agradable a tu santísimo nombre.

Ofrezco esta oración cómo una semilla de mostaza, la pongo en tus manos, para que la conviertas en un firme árbol, que no cae en momentos de tribulación.

Te ruego Padre, observa mi fe, mi corazón y mi espíritu, y con tu gracia límpiame de todo pensamiento adverso. Gloria al Padre al hijo y al espíritu Santo, Amén"


Y entonces al ser honesto con Cristo, saco toda presión que puede haber estado escondido a la luz de Dios.


-ACOSTUMBRATE


Suena muy básico pero escúchame, nosotros como personas, creamos varios hábitos regularmente, estos muchas veces se definen por cosas que hacemos sin pensar, por lo tanto, apenas te levantes, hacer oración es lo más optimo, no revisar el teléfono, no ver la televisión, hacer oración, poco a poco, se va a convertir en algo natural.


Dentro de poco ya vas a estar condicionado a levantarte y lo primero que vas a hacer es oración, y va a ser tu mente guiando tus acciones, no te vas a dar ni cuenta y vas a estar frente al icono, con un libro de oración abierto.


Obviamente es mejor que uno esté consiente de lo que este haciendo, no digo lo contrario, pero de esta manera, la oración ya es parte de tu rutina, y tu mente sabe por costumbre que tiene que estar ahí contigo.


-RESPIRA ; SONRÍE


Sí, así de simple, respira unas cuantas veces antes de empezar, mira el icono fijamente, sonríe, sí, sonríe, estas haciendo algo maravilloso, estás en un momento de alegría pura, estás sintiendo el abrazo de la santísima virgen maría, estás alegrando a los ángeles, estas limpiando tu alma, tu cuerpo, tu ser, estas invocando al espíritu santo, como no alegrarse con eso.


No lo mires para nada como algo doloroso, alégrate del proceso en el que estas, la purificación de nuestra alma es un regocijo, no desees las pasiones, sabemos muy bien que nada están aportando a nuestra vida, piensa "No es acaso maravilloso que esté sacando estos malos pensamientos" Es una carrera maravillosa, hermosa, gozosa, sonríe, alégrate, alégrate de que eres hijo de Dios, de que conoces la iglesia, de que vas por buen camino.


Cristo lleva tu peso, ya ganó, ya venció, lo único que tienes que hacer ahora es ir con él, no envidies el otro camino, no lo veas como algo que quieras, mira a Cristo, a él, no es acaso maravilloso lo que hace por nosotros, sonríe. :)


-INTENCIÓN


En este punto me gustaría dejar muy claro que es personal, y que, puede que a ti te funcione exactamente lo contrario.


No obstante, a mi parecer, decir cada frase, de manera lenta, pronunciada, con intención, funciona mucho, al igual que persignarse de esa manera, viendo tus movimientos.


Graba cada palabra en tu corazón, dísela a tu señor con toda el alma, te ilustraré este ejemplo de manera radical, pero es para que se entienda la idea.


Digamos que estás en el desierto, muerto de sed, has estado vagando, el sol está ardiendo, y a lo lejos, ves que hay un hombre con cientos de botellas de agua fría, que literalmente te va a salvar la vida. ¿Cómo le suplicarías por agua a ese hombre? ¿Qué tanto lucharías por obtener que sea una gota de agua?


Entonces con cuanta más intención llamarías a tu señor, que es una fuente inagotable de agua VIVA, con cuanta más intención llamarías a Cristo, sabiendo lo seca que está nuestra alma.


A mi me ha funcionado llamarlo de esta manera, reconocer la sequía espiritual que llevo en mí, y con toda esa intención, rogarle por su infinita misericordia.


"Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba."

(juan 7:37)



-NO TE DESANIMES


Realmente lo digo de corazón, me falta mucha paciencia, es fácil frustrarse y simplemente rendirse, hay que darse cuenta de que esto es un proceso.


Un proceso el cual muchas veces toma tiempo, todos han tenido dificultad al empezar, el santo es santo porque continuó, comprendieron que esto no era de un día al otro, toma tiempo, pero eso no significa que por eso no hay que hacerlo.


Estás haciendo algo maravilloso, que da frutos celestiales, ábrete a recibirlos, no endurezcas tu corazón, llegan, y llegan en abundancia, pero al igual que los panes y los peces, hay que ofrecérselos a Cristo con fe, el se encargará de multiplicarlos, pero hay que dárselos con alegría, con completa fe de que puede hacerlo.


Ruégale de todo corazón que te ayude a orar, he intentado no esconderle nada, si me siento Triste, lo digo, desconcentrado, lo digo, por que se que el me puede ayudar. Y eso me alegra a seguir y seguir.


-MEDITA SOBRE LAS COSAS QUE PIENSAS


Todos nos desconcentramos, pero acaso nos sentamos a preguntarnos el porqué de esto, he visto que es importante ver que cosas hay dentro y entender realmente porqué me molestan tanto, muchas veces al racionalizar las cosas, los pensamientos se desvanecen.


Analiza tu día, piénsalo, mira que cosas mantienen ocupada tu mente, y muchas veces te darás cuenta que la oración que vas a hacer va a solucionar esos problemas. No luches contra ellas, se consiente de lo que hay, pero mantén tu vista en Cristo.


-UNAS PALABRAS


Se que para muchos, y me incluyo total y completamente, es difícil hacer oración con todo lo que pasa todos los días, pero hay algo maravilloso que pasa al orar, que dejan de pasar tantas cosas, los pensamientos se vuelven livianos, lo problemas toman otra perspectiva, y el peso que llevamos ya no es tan agobiante.


Cristo lo comienza a llevar más y más, nuestras mentes se aclaran, y sentimos que esa luz crece cada vez que oramos, es un proceso, pero cada día se aprenden cosas nuevas.


Haría lo que fuera para haber empezado antes a hacer oración, te ruego, comienza hoy mismo a hacer oración, pon un buen horario en tu día para hacerlo, no existe un mejor momento que ahora mismo, no esperando ser iluminado en segundos, pero con amor, con paciencia, sabiendo que vas por buen camino, que estás haciendo algo maravilloso, sigue un buen camino.


No mires los resultados, concéntrate en el proceso, alégrate de lo que puedes llegar a ser, pero mira cada paso que das y regocíjate de que estas acercándote.


Un buen atleta tiene objetivos, pero su concentración está, en cada día, levantarse temprano y entrenar, es lo mismo para los atletas de Cristo, alegrémonos de estar con el de progresar con Cristo, los Santos y los Ángeles te acompañan


No hay nada que perder, y cientos de beneficios que ganar, dale una chance, ora con el corazón, Cristo jamás decepciona.



Te ruego de todo corazón que no tomes esto como consejos absolutos o pasos a seguir, son solo cosas que me han funcionado, A MI, personalmente, todas las personas son distintas. Consulta primero libros, Padres, artículos, los cuales dejaré abajo.


Lo único que si puedo decir con certitud es COMIENZA, no hay mejor momento.




DOCUMENTOS UTILES:

https://es.scribd.com/document/266457938/Teofano-El-Recluso-El-Arte-de-La-Oracion


https://www.iglesiaortodoxa.cl/libro-oraciones-telefono


http://stgeorgegreenville.org/our-faith/catechism/asceticism/ascesis-prayer





72 vistas1 comentario
NOSOTROS

Somos un grupo de fieles creyentes en Jesucristo, viviendo la verdadera Fe que comenzó en Palestina hace miles de años y está más viva que nunca.

  • YouTube
DIRECCIÓN

Avenida Pedro de Valdivia 92

Metro Pedro de Valdivia

Providencia, RM

Santiago de Chile

+56 222317284

+56 996994813

Contacto