La Iglesia Ortodoxa Una Vida de Oración
La Iglesia Ortodoxa Una Vida de Esplendor
La Iglesia Ortodoxa Una Vida de Entrega a Dios
La Iglesia Ortodoxa Compartir en la Vida
La Iglesia Ortodoxa Una Vida de Adoración
La Iglesia Ortodoxa Una Vida de Fe
La Iglesia Ortodoxa el Tesoro Mejor Guardado
La Iglesia Ortodoxa el Tesoro Mejor Guardado
La Iglesia Ortodoxa Nuestra Parroquia
La Iglesia Ortodoxa el Tesoro Mejor Guardado
La Iglesia Ortodoxa el Tesoro Mejor Guardado
Google
 
Iglesiaortodoxa

Ahora puede solicitar que recordemos a sus seres queridos, entrando a este sitio. Mucho más fácil.



Iglesia Ortodoxa de la Santísima Virgen María

Párroco: Padre

Francisco Salvador

 Av. Pedro de Valdivia 92

Providencia - Santiago - Chile

Teléfonos: 222317284 - 222320860

iglesia@iglesiaortodoxa.cl

Cada Domingo

10:00 Matutinos

11:00 Divina Liturgia

12:00 Escuela Dominical, para los Niños - Café comunitario, para los adultos

Cada Miércoles

19:30 Divina Liturgia

20:30 Unción de los Enfermos

20:45 Curso Bíblico

Boletines Dominicales con lecturas bíblicas, himnos, comentarios y noticias

Boletines Dominicales anteriores

 

Estadisticas

 

Lecturas Dominicales - Grandes Fiestas
Noticias Anteriores

Ven a la Iglesia Ortodoxa - Conviértete para ser parte de le Iglesia de Cristo
Resultado de imagen para orthodoxy best kept secret

Su Vida

Iconografía

Fondo de Escritorio

Boletín con lecturas por su día

Servicio de Vísperas - Matutinos y Liturgia

 

San Pantaleimon - 27 de Julio

 

San Pantaleimon nació el año 284, en la ciudad de Nicodemia. Su padre, Evstorgios, era un idólatra mas su madre, Evoulis, era una devota Cristiana. Ella crió a su hijo (cuyo nombre real era Pantoleonta) al estilo de vida cristiano. Ella falleció mientras su hijo todavía era joven.
Inicialmente Pantoleonta fue educado en su lengua nativa y luego en Griego. Su padre lo envió estudiar con el famoso médico, Evfrosinos. Rápidamente él superó a los otros estudiantes. El tenia muy buena presencia, suave hablar, y humildad y todos quienes hablaban con él sentían verdadera felicidad y paz. Debido a estas virtudes, él se hizo muy conocido en Nicodemia. Un día él fue con Evfrosinos al palacio y el gobernante, Maximiano, al verlo le dijo a Evfrosinos que educara lo mejor posible a Pantoleonta para que él pudiera ser el médico real.
En ese momento, San Ermolaos, cabeza de la Iglesia en Nicodemia, vivía con otros Cristianos. Él veía a Pantoleonta todos los días cuando iba a sus estudios y finalmente le preguntó por su religión, le dijo que mientras su madre estaba viva él había sido Cristiano, pero ahora su padre lo había hecho seguir el paganismo. Ermolaos le dijo que si él creyera con todos su corazón en el verdadero Dios, él podría curar a cualquiera con Su ayud, Pantoleonta se acercó Ermolaos por consejos y empezó a aceptar a Cristo con todo su corazón.
El tiempo pasó, y un día, por la gracia de Dios, Pantoleonta salvó a un niño de la muerte segura después de ser mordido por una víbora. Él no necesitó ninguna otra prueba que Cristo era el verdadero Dios. Ermolaos bautizó a Pantoleonta, le dio la sagrada comunión, y lo instruyó en los Sacramentos de la Iglesia Santa. Él permanecío siete días con este santo varón, y durante este tiempo él llego a estar pleno de las enseñanzas y prácticas de la Iglesia.
Pantoleonta trabajo hacia la conversión de su padre a la Cristiandad, logrando esto finalmente cuando este vio a su hijo curar a un hombre de su ceguera, por la gracia de Dios, el hombre recobró su vista, no sólo físicamente, pero también espiritualmente, ya que antes de este tiempo él era un idólatra. Pantoleonta llevó al hombre y a su padre a San Ermolaos quien los bautizó.
Pantoleonta distribuyó su riqueza entre los pobres y entonces sano a todos los que vinieron a él. El único pago que el pedía era que la persona sanada creyese que Jesús era su verdadero sanador. Los otros médicos se pusieron muy envidiosos y queriendo traicionar al Santo, un grupo de ellos fue al Emperador Maximiano y le dijo que él estaba sanando a Cristianos y que los idólatras se estaban convirtiendo a la Cristiandad. Como prueba, el ciego que fue sanado vino ante el Emperador, este intentó convencerlo que los dioses lo habían curado y no Cristo. Pero esto fue inútil. Maximiano comprendió que todo lo que los doctores habían dicho era verdad. Maximiano ordenó que el hombre fuese decapitado.
Pantoleonta fue llevado ante el Emperador quien lo acusó de diferentes cargos y le pidieron que hiciera sacrificio a los dioses. El se negó. Los sacerdotes idolatras y doctores le pidieron al Emperador que lo ejecutara para que la Cristiandad no ganara popularidad entre las personas. Incapaz de cambiar sus creencias, Maximiano pidió que el fuese torturado.
Primero ellos lo ataron a una tabla y rasgaron su piel con garras de hierro. Entonces, los soldados lo quemaron con sus antorchas. El oró a Dios para darle fuerzas para resistir la tortura. Luego lo pusieron en una olla pero el alquitrán permanecía frio alrededor de él. El Emperador consideró que los milagros fueron trucos mágicos realizados por Pantoleonta. Continuando con sus esfuerzos él tenía una roca atada al Santo y lo tiraron al mar. La roca se aligero y el Santo flotó en el agua. Maximiano se negó a reconocer el poder del verdadero Dios. Luego el Santo fue llevado al estadio, pero las bestias salvajes caminaron apaciblemente hacia él y lamieron sus pies. La muchedumbre se alegró y juntos alabaron a Dios. El milagro sirvió al Santo y para mostrar su rectitud a todos.
El Santo fue sometió a más torturas. Él fue atado a una rueda y entonces rodó abajo de una colina. El propósito era despedazar su cuerpo. En cambio, rodó encima de varios idólatras y los mató, nuevamente no sufrió daño.
Pantoleonta decidió traer a San Ermolaos a las personas, ya que sus palabras podian convertir a los paganos a la Cristiandad. Ermolaos y otros dos hombres, Ermocratis y Ermipon, fueron ante el Emperador que intentó convencerlos que ellos creyeron en un Dios falso. Incapaz para hacerles renunciar su fe ellos fueron torturados y finalmente los decapitaron.
El Emperador derrotado dio la sentencia final. Sería decapitado y su cuerpo incinerado. San Pantaleimon fue atado a un olivo. Cuando el soldado levantó su espada para decapitarle, la espada se fundió como si fuera de cera. Los soldados se arrodillaron y admitieron sus creencias en Cristo. El Santo oró por ellos y los perdonó de sus pecados. Una voz vino del cielo, diciendo a Pantoleonta que todo lo que él había pedido había sido concedido y que desde ese momento él habría de ser conocido como Pantaleimon (Todo-misericordioso). Él obligó a los soldados a que lo decapitaran para que pudiera recibir la corona del martirio. Después de besar al Santo, los soldados lo decapitaron. San Pantaleimon dio su vida a Cristo el 27 de Julio del 304. Se dice que el olivo a que él fue atado, inmediatamente floreció y dio la fruto. Oyendo hablar de esto, el Emperador ordeno que el árbol fuese cortado y que el cuerpo se queme. Los soldados, sin embargo, no volvieron al palacio. Ellos y otros Cristianos, tomaron el cuerpo santo y lo enterraron. El cuerpo se ungió con mirra y fue enterrado fuera de la ciudad donde Estudioso Adamantinos.
San Juan de Damasco nos comenta que los restos se transportaron a Constantinopla, sin embargo, en el XII siglo, ellos fueron removidos por los Cruzados. Fieles Cristianos de todo el mundo, ruegan y piden a San Pantaleimon ayuda en la enfermedad, cada vez que un sacerdote ora por los enfermos recueda a este importante Santo.
Ahora en Chile celebramos con alegría la fiesta de San Pantalemon.


8° Domingo de San Mateo

Domingo 14 de agosto - La Multiplicación de los Panes y los Peces

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (14: 14 - 22)
En aquel tiempo, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos. Cuando anochecía, se acercaron a él sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya pasada; despide a la multitud, para que vayan por las aldeas y compren de comer.
Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer.
Y ellos dijeron: No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces. El les dijo: Traédmelos acá. Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas.
Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños. En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.

Boletín del Domingo

Artículo sobre el Domingo del Padre Francisco.

En Memoria

El Domingo 23 de julio se conmemoraron los 40 días de la partida de nuestros queridos hijos espirituales Jaime y David Suez Musalem.

Nuestro Padre y Arzobispo, Monseñor Sergio Abad, presidio la Divina Liturgia Pontifical junto al resto del clero.

Al finalizar las oraciones nos reunimos en un almuerzo comunitario para compartir juntos estos momentos de tristeza pero también de esperanza.

Rogamos a Dios les conceda eterno descansoy a su familia y amigos la paz.
Domingo de los 2 Ciegos - 7° de San Mateo
Resultado de imagen para two blind jericho

Domingo 16 de julio - 7° de San Mateo

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo [9:27-35]
En aquel tiempo, al pasar Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, gritando y diciendo: ¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David! Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor. Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho. Y se abrieron sus ojos. Jesús les ordenó severamente, diciendo: Cuidad que nadie lo sepa. Pero cuando salieron, divulgaron la fama de él por toda aquella tierra. Salían ellos todavía, cuando le presentaron un mudo endemoniado. Y expulsado el demonio, el mudo habló; y las multitudes se maravillaba, y decían: Nunca se ha visto cosa semejante en Israel. Pero los fariseos decían: Por el príncipe de los demonios expulsa a los demonios. Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

 

Boletín del Domingo

 

Domingo de los Santos Padres del IV Concilio Ecuménico

Domingo 16 de julio - Padres del IV Concilio Ecuménico

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (5:14-19)
Dijo el Señor a sus discípulos: Vosotros sois la luz del mundo; no puede ocultarse una ciudad situada sobre un monte. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una i ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que falte uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

 

Boletín del Domingo

 

Artículo sobre el Domingo de los Santos Padres.

5° Domingo de San Mateo

Domingo 9 de julio - Gadarenos Endemoniados

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo(8:28-34 y 9:1)
En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo? Estaba paciendo lejos de ellos un hato de muchos cerdos. Y los demonios le rogaron diciendo: Si nos echas fuera, permítenos ir a aquel hato de cerdos. El les dijo: Id. Y ellos salieron, y se fueron a aquel hato de cerdos; y he aquí, todo el hato de cerdos se precipitó en el mar por un despeñadero, y perecieron en las aguas. Y los que los apacentaban huyeron, y viniendo a la ciudad, contaron todas las cosas, y lo que había pasado con los endemoniados. Y toda la ciudad salió al encuentro de Jesús; y cuando le vieron, le rogaron que se fuera de sus contornos.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

4° Domingo de Mateo

Icon - Christ and the Compassionate Centurion 

Domingo 2 de julio - Domingo de la Fe del Centurión Romano - 4° de San Mateo

Lectura del Santo Evangelio Según San Mate [8:5-13]


En aquel tiempo, entró Jesús en Cafarnaúm, vino a él un centurión, rogándole, y diciendo: Señor, mi criado yace en casa paralítico con terribles sufrimientos. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará. Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: En verdad os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; mas los hijos del reino serán echados a la tiniebla exterior; allí será el llanto y el crujir de dientes. Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.

Boletín con lecturas y Sermón

San Pedro y San Pablo
29 de junio - Santos Apóstoles Pedro y Pablo
Vida de San Pedro

Vida de San Pablo

Boletín con las Lecturas de la FiestaIconografía

Fondos de Escritorio

Santos Apóstoles Pedro y Pablo

Presentación Grafica en Powerpoint
3° Domingo de Mateo

Domingo 25 de junio - La lámpara del cuerpo es el ojo

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo[6:22-33]
Dijo el Señor: La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Siluan sobre este domingo.

2° Domingo de Mateo

Domingo 18 de junio - Pescadores de Hombres

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo[4:18-23]
En aquel tiempo mientras caminaba Jesús por la ribera del mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, echando al mar una red; pues eran pescadores, y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.
Avanzando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó. Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron.
Recorría Jesús toda Galilea, enseñando en sus sinagogas, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

 

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de Todos los Santos

Domingo 11 de junio - Todos los Santos

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo [10: 32-33, 37- 38 y 19: 27-30]
Dijo el Señor a sus discípulos, cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.
El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.
Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos? Y Jesús les dijo: En verdad os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Pero muchos primeros serán últimos, y últimos, primeros.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Gran Fiesta de Pentecostés

Gran Fiesta de Pentecostés
 

Tropario de Pentecostés - Tono VIII
Bendito eres Tú, oh Cristo nuestro Dios, que mostraste a los pescadores llenos de sabiduría, derramando sobre ellos el Espíritu Santo; y por medio de ellos el universo conquistaste, oh Amante de la humanidad, gloria a Tí.

 

 

Oración de Pentecostés - Boletín y Lecturas Bíblicas de Pentecostés - Especial de Pentecostés

Especial de Pentecostés, con trabajo para toda la Familia

Presentación Gráfica de Pentecostés Explicación Breve de Pentecostés   -    Explicación Amplia de Pentecostés

Ascensión
Resultado de imagen para ascension icon

Fiesta de la Ascensión

Boletín Especial por la Gran Fiesta

Explicación de la Fiesta de la Ascensión por el Padre Hopko

Textos Litúrgicos de la Fiesta

Textos Litúrgicos de la despedida de Pascua

Powerpoint sobre la fiesta

Página con explicación graficada de la fiesta

Domingo de los Santos Padres del Primer Concilio Ecuménico

Domingo 28 de mayo

Lectura del Santo Evangelio según San Juan [17: 1 - 13]

En aquel tiempo levantó Jesús sus ojos al cielo y dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.
Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra.
Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo del Hombre que nació Ciego

Domingo 21 de Mayo - El Ciego

Lectura del Santo Evangelio según San Juan [9:1-38]
En aquel tiempo, al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: Ni el pecó, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Tengo que trabajar en las obras del que me ha enviado mientras es de día; la noche viene, llega la noche, cuando nadie puede trabajar. Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo.
Lea el resto del Evangelio en el boletín Dominical.

Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Siloan sobre este domingo.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Sermón de Padre Francisco

 

Domingo de la Mujer Samaritana

Domingo 14 de Mayo - La Mujer Samaritana

Lectura del Santo Evangelio Según San uan [4:5 -42]
En aquel tiempo, llegó Jesús a una ciudad
de Samaria llamada Sicar, cerca de la
heredad que Jacob dio a su hijo José. Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado por la caminata, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta. Llegó una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comida. La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva. La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebió el mismo, sus hijos y sus ganados? Respondió Jesús y le dijo: Todo el que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré se convertirá en él una fuente de agua que brote para vida eterna. (Lea el resto del texto en el boletín)
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Siluan sobre este domingo.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo del Paralítico

Domingo 7 de Mayo - El Paralítico

Lectura del Santo Evangelio Según San Juan [5:1 -15]
En aquel tiempo subió Jesús a Jerusalén. Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, que tiene cinco pórticos. En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.
Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.
Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sano, y tomó su lecho, y anduvo. Y aquel día era Sábado. Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es Sábado; no te es lícito llevar tu lecho. El les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda.
Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había retirado de la multitud que estaba en aquel lugar.
Después le encontró Jesús en el Templo, y le dijo: Mira, has quedado sano; no peques más, para que no te suceda algo peor. El hombre se fue, y dijo a los judíos, que Jesús era el que le había sanado.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de las Mujeres Miróforas

Domingo 30 de abril - Lás Miróforas

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos [15:43 al 16 :8]
En aquel tiempo, José de Arimatea, noble consejero del Sanedrín, el cual también esperaba el reino de Dios, se atrevió a presentarse a Pilato, y le pidió el cuerpo de Jesús. Se extraño Pilato se sorprendió de que ya hubiese muerto; y haciendo venir al centurión, le preguntó si ya estaba muerto. E informado por el centurión, dio el cuerpo a José, el cual compró una sábana, y bajándolo, lo envolvió en la sábana, y lo colocó en un sepulcro que estaba cavado en una roca, e hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro. Y María Magdalena y María madre de Josét miraban dónde lo ponían.
Pasado el Sábado, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol. Pero decían entre sí: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro? Y cuando miraron, vieron removida la piedra, que era muy grande.
Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, vestido con una túnica blanca; y se espantaron. Mas él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron. Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que El va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo. Y ellas se fueron huyendo del sepulcro, porque les había tomado temblor y espanto; ni decían nada a nadie, porque tenían miedo.
Boletín del Domingo

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de Santo Tomás

Domingo 23 de abril

Lectura del Santo Evangelio Según San Juan (20:19-31)
En aquel tiempo cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.
Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos. Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.
Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.
 
Boletín del Domingo de Tomás

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Artículo de Monseñor Siluan sobre este domingo

Domingo de la Entrada Triunfal de Jesucristo a Jerusalén

Domingo 9 de abril - Domingo de Ramos

BOLETIN

Textos Litúrgicos Completos.

Artículo Breve sobre Domingo de Ramos

Completísimo Artículo sobre la Cuaresma y la Semana Santa - Padre T. Hopko

Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann

Pintura de Huevitos de Pascua
Resultado de imagen para orthodox eggs easter

Viernes 14 de abril - 16:00 Hrs.

 

Los invitamos a participar junto a toda su familia este viernes Santo en la tradicional pintura de huevitos de pascua.

 

Actividad importantísima para los más pequeños de nuestra iglesia.

 

No se la pierda, es gratutita y en un día feriado.

 

Y los mas grandes pueden pintar y también ayudar a limpiar el templo.

Domingo de Santa María de Egipto

Domingo 2 de abril - Santa María de Egipto

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos [10:32-45]
En aquel tiempo, Jesús tomó a sus doce discípulos y comenzó a decirles las cosas que le habían de acontecer: He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro, querríamos que nos hagas lo que pidiéremos. El les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Concédenos que en tu gloria nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Lea el resto aquí

Boletín del Domingo de Santa María de Egipto.

Libro de su Vida.

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Pan de la Ofrenda

Ven a Participar

 

El pan de la Ofrenda que en la Divina Liturgia llega a ser el Cuerpo de Cristo es preparado cada semana en nuestra iglesia por nuestro hermano y Sacristán Pedro Pablo Reyes.

 

Si te interesa aprender a prepararlo y colaborar en este importante ministerio puedes consultar cuando venir a ayudar a prepararlo.

 

Domingo de San Juan Climacos

Domingo 26 de marzo - San Juan Climacos

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos 9:17-31
En aquel tiempo se acercó a Jesús un hombre y postrándose le dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo, el cual, dondequiera que le toma, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando; y dije a tus discípulos que lo echasen fuera, y no pudieron.
Y respondiendo él, les dijo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo. Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos.
Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño. Y muchas veces le echa en el fuego y en el agua, para matarle; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos. Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad. Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él.
Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndole con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: Está muerto. Pero Jesús, tomándole de la mano, le enderezó; y se levantó. Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno. Habiendo salido de allí, caminaron por Galilea; y no quería que nadie lo supiese.
Porque enseñaba a sus discípulos, y les decía: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; pero después de muerto, resucitará al tercer día.

Boletín del Domingo de San Juan Clímaco.

Libro en PDF

Artículo de Monseñor Pablo sobre este domingo.

Domingo de la Veneración de la Santa Cruz

19 de marzo - Domigo de la Santa Cruz

Lectura del Santo Evangelio Según San Marcos 8:34 al 9:1
Dijo el Señor: Quien quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.Porque todo el
que quiera salvar su vida, la p erderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿Qué recompensa dará el hombre a cambio de su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
También les dijo: En verdad os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder.

Textos Litúrgicos Completos.

Tercer Domingo de la Gran Cuaresma - Boletín Dominical

Artículo de Monseñor Pablo de Alepo. muy bueno

Gran Artículo sobre la Cuaresma. Padre Schmemann

Horario de la
Divina Liturgia

La Divina Liturgia Dominical
comienza a las


11:00 Hrs.

Matutinos a las

10:00 Hrs.
Calendario Litúrgico 2016
2017
Calendario Litúrgico con lecturas dominicales, de la Epístola y Evangelio, además de la lectura de matutinos y otras fechas importantes.

Educación Cristiana Ortodoxa, gran cantidad de folletos.

Ayúdanos a mantener esta página funcionando

Video sobre la Transfiguración
 


Explicación de los Oficios de la Seman Santa
Conferencia sonbre temas contingentes -

Los Cristianos en Tierra Santa



 

Saludo y Bendición del Padre Francisco para el año 2015.

Entrevista al Metropolitano de Méjico.


Fotos del Domingo de la Santa Cruz
Video del Domingo de San Juan Clímaco

Especial Gran Cuaresma



La Iglesia Ortodoxa de Antioquía no asistirá al Concilio de las Iglesia Ortodoxas

Vea en este video la explicación de la no participación de nuestra Iglesia

 

El Patriarca de Moscú y toda Rusia Cyril I consagrando la reconstruida Catedral de san Nicolás en Kronstadt, Rusia. Vea la grandeza de la Ortodoxía.


   
   
  



*