La Biblia

LA BIBLIA es la Palabra de Dios divinamente inspirada (2 Timoteo 3:16), y es una parte crucial de la autorrevelación de Dios a la raza humana. El Antiguo Testamento cuenta la historia de esa revelación desde la Creación hasta la Era de los Profetas. El Nuevo Testamento registra el nacimiento y la vida de Jesús, así como los escritos de Sus apóstoles. También incluye algo de la historia de la Iglesia primitiva y, especialmente, expone la doctrina apostólica de la Iglesia.

Aunque estos escritos se leyeron en las iglesias desde el momento en que aparecieron por primera vez, la lista más antigua de todos los libros del Nuevo Testamento exactamente como los conocemos hoy se encuentra en el trigésimo tercer canon de un concilio local celebrado en Cartago en 318 d.C. y en un fragmento de la Carta festiva de San Atanasio de Alejandría para el año 367. Ambas fuentes enumeran todos los libros del Nuevo Testamento sin excepción. Un concilio local, probablemente celebrado en Roma bajo San Dámaso en 382, ​​estableció una lista completa de los libros canónicos tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. Las Escrituras están en el corazón mismo del culto y la devoción ortodoxos.

La Biblia