Copy of Copy of Copy of Copy of Pink Col

Por el P. Patrick Reardon

Los siete concilios ecuménicos de la Iglesia se han ocupado de una sola pregunta: "¿Quién es Jesús?" De hecho, según los Evangelios, Jesús mismo planteó varias veces esta pregunta de diversas formas: "¿Pero quién decís que soy?" "¿Qué piensas del Cristo? ¿De quién es Hijo?"...Lee mas

por el P. John Behr

De modo que hay un Dios y Padre, un Señor Jesucristo y un Espíritu Santo, tres “personas” (hipóstasis) que son lo mismo o una en esencia (ousia); tres personas igualmente Dios, que poseen las mismas propiedades naturales, pero realmente Dios, que poseen las mismas propiedades naturales, pero realmente distintas, conocidas por sus características personales. Además de ser una en esencia, estas tres personas también existen en total unicidad o unidad.  ...Lee mas

por el P. John M. Reeves

Confesar que Jesús es el Señor significa entregar nuestras almas y cuerpos como sacrificios vivos a Él. Significa confesar que ya no somos nuestros, sino de Él. Porque hemos sido comprados por precio, el precio de su propia sangre. ...Lee más

por el Rev.Padre John Chromiak

La revelación de la misión y el ministerio del Paráclito esperaba que se enseñara plenamente la Encarnación de Cristo y que Su Ascensión se explicara y entendiera plenamente, cuando el Espíritu fuera derramado en un glorioso bautismo de energía divina, un Pentecostés de poder. Encontramos en la enseñanza de nuestro Señor, con respecto a la Persona y obra del Espíritu, en el único discurso inmediatamente anterior a Su crucifixión, preservado para nosotros en el Santo Evangelio según San Juan. Aquí el Espíritu de Dios es conocido primero por el "Consolador" o "Paráclito". Jesús ahora habla del descenso del Espíritu como un don nuevo y especial.  ...Lee mas